Las ideas

Hansaplast convierte las lágrimas de los niños en sonrisas.

Los niños necesitan jugar afuera para su desarrollo. Desafortunadamente, el descubrimiento del mundo exterior a veces conduce a caídas, lesiones y, por lo tanto, lágrimas. En Bélgica, la marca de apósitos Hansaplast creó una operación original con un solo objetivo: convertir las lágrimas de los niños en sonrisas.

En asociación con la agencia Happiness FCB, la marca fue a encontrarse con niños llorando en un parque. Luego, un ilustrador literalmente tomó una lágrima del niño para convertirla en un dibujo que cuenta la historia de su tristeza. Una idea original llena de poesía, que ha logrado cumplir su objetivo: hacer sonreír a los niños tristes.

Loading...